Tutoriales

Cómo elegir una tarjeta gráfica

Cuando hay planes de renovar un ordenador, prestar atención a la tarjeta gráfica es algo que no se puede ignorar fácilmente, ya que se trata de uno de los complementos más importantes para un PC. ¿Por qué es así? ¿Cómo elegir una tarjeta gráfica para PC? ¿Qué características debe tener?

Estas son solo algunas preguntas e inquietudes que cualquier usuario puede hacerse y que podrán ser respondidas en el siguiente artículo guía que hemos preparado para que conozcas lo que necesitas antes de tomar una decisión al respecto. Si ya estás preparado, ¡no dejes de leer hasta el final!

Lo que debes saber antes de elegir una tarjeta gráfica para PC

Para descubrir si una tarjeta gráfica es la indicada o no para tu ordenador, entonces es importante que prestes atención a las características principales con las que debe contar dicho componente de hardware. Toma nota de cada detalle:

Tamaño

Se trata de un aspecto básico pero sumamente importante, ya que las tarjetas gráficas son generalmente amplias, así que podría ser complicado encontrar una que se ajuste a todos los componentes que están presentes en la placa base. En la mayoría de los casos, una placa base considerada como una buena opción dispone de dos o tres ranuras para conectar la tarjeta gráfica, las que pueden ser PCI, AGP o PCI Express.

Fuente de alimentación

Esto dependerá del modelo que se escoja, pero actualmente las tarjetas gráficas consumen grandes niveles de energía, por lo que una fuente de alimentación de calidad será determinante para el buen desarrollo del PC. Para lo cual, las gráficas con mayor potencia vienen de fábrica con conexiones de 6 y 8 pines.

Mantener un equilibrio entre los componentes

Antes de seleccionar la tarjeta gráfica que se desees, es necesario considerar el nivel y calidad de los otros componentes del PC, como son el procesador y el monitor. Entendiendo que de nada servirá gastar mucho presupuesto en una tarjeta gráfica de mucho nivel cuando el procesador es de baja potencia.

Asimismo, poner sobre la mesa cuáles serán los objetivos que cumplirá dicha tarjeta y cuál será el uso que se le brindará a través de la actividad laboral o de entretenimiento que tenga el ordenador.

Características de una tarjeta gráfica para PC

Luego de evaluar los aspectos claves de una tarjeta gráfica, ahora es el turno de observar de cerca cuáles son las características principales que forman parte del producto. No olvides que esto es importante para tomar una buena decisión al elegir una tarjeta gráfica para PC.

Velocidad y potencia

Al adquirir un producto nuevo, sobre todo para tareas informáticas, lo primero que se busca es que tenga una velocidad rápida y un nivel alto de potencia. En el caso de las tarjetas gráficas no es una excepción, y es por ello que debe contar con TFLOPS, que es la potencia máxima, así como los núcleos CUDA, que es esa velocidad en el funcionamiento.

Si al observar la caja del producto visualizas tales aspectos en sus características, entonces estarás frente a un modelo potente de tarjeta gráfica. Un ejemplo de estos modelos es la serie Geforce RTX, donde se puede obtener una potencia medida en giga-rays.

Tipo y cantidad memoria

No es un secreto para nadie que la potencia puede ser el foco de atención sobre cualquier otro detalle técnico, pero a decir verdad al momento de seleccionar una tarjeta gráfica para PC el tipo de memoria, así como la cantidad de almacenamiento en GBs, es clave.

Sin embargo, es importante resaltar que, aunque se tenga una tarjeta gráfica dentro de un procesador gráfico igual, el rendimiento puede variar de igual forma. Así que no hay que dejarse llevar por lo que se supone, sino por lo que realmente se experimenta dentro del PC.

Con relación al tipo de memoria, existen muchas opciones en el mercado del mundo electrónico, puesto que los fabricantes buscan potenciar cada vez más sus capacidades. En ese sentido, la competencia se rige entre AMD y la compañía Nvidia, ya que AMD emplea un tipo de memoria HBM2 y HBM, mientras que Nvidia tiene GDRR6, GDDR5X y GDDR5.

Ahora, el secreto está en que las tarjetas gráficas de mayor gama generalmente poseen memoria de tipo HBM, mientras que aquellas más básicas son GDDR.

Conectores

Sigue otro elemento que va directamente relacionado con la refrigeración, el consumo y las salidas de audio o vídeo que puede experimentar el usuario en su ordenador. Para esto, los conectores son lo principal dentro de una tarjeta gráfica.

Generalmente, la mayoría de las tarjetas gráficas de rendimiento promedio basan su alimentación a través de una ranura de conexión, mientras que las más potentes y de alta gama disponen de conexiones propias e independientes de alimentación.

Con relación a las salidas disponibles, es importante prestar atención en supervisar si se brinda la capacidad de agregar más de un monitor, así como conocer cuál es la resolución máxima permitida y la compatibilidad disponible para los conectores.

Rendimiento y resolución

Otro detalle que determinará la elección efectiva de una tarjeta gráfica para PC, será el rendimiento y la resolución, entendiendo que la potencia de las gráficas y la cantidad de la memoria trabajarán en equipo para proyectar algo sólido.

Esto es indicativo de que, cuando se piensa ejecutar un videojuego con resolución 4K, lo recomendable es contar con una resolución de 6 GB de memoria como mínimo. Por ende, los modelos de tarjeta gráfica que ofrezcan dichos valores o un poco más, serán una excelente opción con relación al rendimiento y la resolución.

Unidad de procesamiento gráfico (GPU)

La GPU, según sus siglas, se refiere a la Unidad de Procesamiento Gráfica, un chip o dispositivo que se ubica en el núcleo de la tarjeta gráfica para garantizar su labor técnica. Es importante resaltar que, aunque todas poseen GPU, no se pueden comparar entre sí puesto que la frecuencia de su funcionamiento y los datos del núcleo varían de un modelo a otro.

Cada GPU dispone de procesadores de flujos de datos, capaces de realizar todas las instrucciones de carácter gráfico que realizan las aplicaciones que ameriten tal labor.

¿Cómo elegir una tarjeta gráfica para PC? Analizar su uso

Antes de tomar la decisión de escoger una tarjeta gráfica para PC, es imprescindible determinar cuál será el uso que se le dará a dicha herramienta; porque no será lo mismo usar una tarjeta de gama baja para observar fotografías, que emplear una tarjeta gráfica de alto nivel para entretenerse con alguna serie de videojuegos.

Verificar el nombre y la gama

Aunque parezca un dato insignificante, la nomenclatura es relevante al momento de escoger, pues mientras más alta sea la gama, mejor será el rendimiento del equipo al contar con dicha tarjeta gráfica.

Para saberlo, es necesario desgranar los detalles, como por ejemplo: si es una tarjeta HD7850, quiere decir que se trata de la generación o serie 7, la gama es 8 y la ubicación que ocupa en dicha gama es de 5.

Por ende, si el segundo dígito del nombre es bajo, quiere decir que no es conveniente elegir esa tarjeta gráfica para PC, ya que el rendimiento será básicamente insuficiente para lo que se quiere.

La reputación del fabricante

A pesar de que existen gran cantidad de marcas en el mercado del hardware, las compañías Nvidia y AMD son las más representativas cuando de tarjetas gráficas se trata. Ambas opciones posicionan excelentes equipos a considerar, sobre todo cuando se buscan tarjetas de alta gama, resistencia y mucha potencia.

Examinar la memoria

Generalmente se cree que mientras más memoria disponga la tarjeta gráfica, mayores serán los resultados en el funcionamiento del ordenador. Y a decir verdad, no siempre es así. Esto se menciona porque, una tarjeta de baja gama con apenas 2 GB de memoria RAM puede fallar mucho más que otra tarjeta con 512 MB de memoria.

Recuerda que la cantidad de memoria no lo es todo, puesto que hay otros componentes indispensables que forman parte de la tarjeta gráfica y del ordenador, como los shaders o procesadores, unidades para el texturizado, entre otros.

Un ejemplo para diferenciar cada aspecto es el siguiente: si hay dos opciones disponibles como una tarjeta GTX 1660 de 1GB de memoria y GTX 1650 de diferentes GB de memoria, sabremos que la primera opción es la mejor, ya que el segundo dígito está indicando que la gama de dicha tarjeta es 6, y por ende, será una mejor elección para el desenvolvimiento del equipo a pesar de contar con menos memoria.

Observar el tipo de memoria

Una vez más, en estos asuntos se valora mucho más la calidad que la cantidad. Y los ejemplos dan prueba de ello, puesto que actualmente los videojuegos emplean más de 1GB de memoria RAM para las resoluciones mayores a 1080 píxeles. Lo que quiere decir que, estas resoluciones están apartadas para tarjetas gráficas de alta gama.

Así que adquirir una tarjeta de gama baja o media con más de 1GB de memoria RAM sería una completa pérdida de tiempo, cuando lo que se quiere es efectividad.

Considerar el bus de memoria

Cuando se está frente a la presencia de un bus de memoria con 64 bits, por ejemplo, es un indicativo de que se trata de una tarjeta gráfica de baja gama, por lo que no servirá para emplearse en un videojuego. Pero, si posee hasta 128 bits, la historia será todo lo contrario con un rendimiento óptimo.

Ahora, si el bus de memoria es de 256 bits o un poco más, se trata de una tarjeta de gama alta o media, la cual representará una tarjeta gráfica de gran potencialidad. En este caso, mientras más alto sea ese valor numérico medido en bits, mucho mejor será la experiencia.

Mitos sobre la elección de una tarjeta gráfica

Una tarjeta es mejor que la otra

Aunque la competencia es cada vez mayor con relación a las compañías Nvidia y AMD, realmente no es necesario dejarse llevar por el radicalismo de los aficionados por dichas marcas, ya que cada empresa maneja productos similares pero con características diferentes para que cada usuario tome su mejor elección.

Mayor rendimiento con dos tarjetas gráficas

Esto es un punto completamente falso, entendiendo que sí es posible tener dos tarjetas gráficas en un mismo ordenador, pero para ello es necesario cumplir con algunos requisitos, como disponer de una placa base que incluya soporte o un procesador de máxima potencia, por ejemplo.

Además, si se incluyen dos tarjetas gráficas con la finalidad de generar mayor rendimiento, se estaría restándole vida útil al ordenador, ya que no solo existirá más consumo energético por su uso, sino también producción de calor. Este detalle sería un caos total de no contar con la refrigeración necesaria.

Más especificaciones es siempre mejor

Como ya se ha mencionado antes, no siempre un número alto será indicativo de algo mejor. En estos casos la calidad va muy por encima de la cantidad. Cada tarjeta forma parte de una generación y arquitectura diferente, donde los buses de memoria, shaders, frecuencias, entre otros detalles, son completamente diferentes para cada modelo.

Lo que quiere decir que, un procesador de AMD no rendirá igual que un procesador de Nvidia, por lo que no es recomendable dejarse llevar por características asombrosas o características sumamente llamativas, sino más bien por experiencias reales de rendimiento, potencial y capacidad.

Presupuesto para elegir una tarjeta gráfica

Presupuesto entre 150 y 300 euros

Con relación al presupuesto que se tenga y la aspiración de tener una tarjeta gráfica de buen rendimiento, aquellas que dispongan de un valor de entre 150 y 300 euros, será una excelente opción para el ordenador que dispongas.

Presupuesto entre 200 y 400 euros

Estas opciones estarían presupuestadas para tarjetas gráficas de alta gama y con una durabilidad de hasta 3 años, así como de una capacidad ultra para soportar las exigencias del ordenador, sobre todo a la hora de ejecutar videojuegos.

Presupuesto entre 100 y 250 euros

Cuando no hay otras opciones que se amolden a la capacidad financiera, las tarjetas gráficas con capacidad FHB son fiables, con la certeza de que se deberán cambiar en unos 2 años por tratarse de una gama no tan alta.

Conclusiones acerca de cómo elegir una tarjeta gráfica

Con esta guía hemos analizado básicamente los puntos más importantes para elegir una tarjeta gráfica que se ajuste a tus necesidades.

Otra forma que se será de gran ayuda para elegir la tarjeta gráfica adecuada son los juegos y aplicaciones que tienes pensado usar. La mayor parte de estos ofrecen en sus páginas web las especificaciones y requerimientos necesarios para lograr un funcionamiento óptimo.

Te recomendamos la lectura de las mejores tarjetas gráficas del mercado

Haz una lista de las apps y diferentes softwares que usas con más frecuencia en tu PC para estar seguro de que la tarjeta gráfica que elijas cumpla al menos las especificaciones recomendadas.

Mostrar más

Miguel Ángel

Me conoceréis de otros blogs y de algún vídeo de youtube. Me encanta el hardware, el software y todo lo que sea el cacharreo. ¿Tienes dudas? ¡Pregúntame!

Deja una respuesta

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar mi política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info [arroba] profesionalreview [punto] com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Botón volver arriba
Cerrar